Una de las razones por las que nos rendimos es porque miramos el largo camino que nos queda, en vez de mirar todo lo que ya hemos recorrido.

Me pregunto si te identificas con alguna de estas frases: “no puedo”, “esto es imposible”, “no es para mí”, “demasiado complicado”. En algún momento tratamos de lograr un objetivo que terminó en fracaso. Desde entonces nos creemos incapaces o, peor aún, impotentes. Entonces la desmotivación se adueña de nuestra vida. Pero la verdad es que los pensamientos sólo existen en la mente.


Nos rendimos porque miramos el camino que nos queda, en vez de lo que ya hemos recorrido


Si acumulamos fracasos, nuestro bagaje de creencias limitantes aumenta y en consecuencia, nuestra capacidad de rendimiento y logro se bloquea. Estas limitaciones pueden ir socavando nuestra autoestima y finalmente vernos inmersos en un círculo vicioso que nos desgasta y conduce a estados de depresión y/o ansiedad.

Reconocer las fases por las que transitan los procesos de cambio y aprendizaje nos ayudará a ser más conscientes y superar las crisis para lograr aquello que nos propongamos. Observa este gráfico:

Grafico - 7 claves para una motivación 10

 

Por ejemplo, cuando realizamos un aprendizaje: partimos de la incompetencia inconsciente cuando no conocemos la metodología que más tarde decidimos estudiar y aprender. Pasamos a la fase de la incompetencia consciente al inscribirnos en un curso e iniciar las clases. Durante el aprendizaje surge la crisis. Debido a la necesidad de cambiar patrones mentales y realizar el esfuerzo para incorporar los nuevos aprendizajes.


Permítete sentir las emociones de lo que quieres en tu vida


¡Atención! para no dejarnos llevar por la negatividad. Si abandonamos, nos quedaremos en la incompetencia consciente. Cuando los resultados que obtenemos quedan muy por debajo de nuestras expectativas la motivación cae, pero la podemos elevar: fortaleciendo la voluntad, practicando, y buscando los medios y ayudas personales o profesionales. Si logramos avanzar a la competencia inconsciente es cuando decimos que se “automatiza” la conducta y alcanzamos el éxito. Entonces todo fluye fácilmente.

Aquí te dejo 7 claves para gestionar los momentos de crisis y elevar la motivación a su máxima potencia:

1Formula tu objetivo asegurándote que sirva a tu propósito de vida y valores. ¿Qué quiero lograr?, ¿para qué lo quiero?, ¿qué me va a proporcionar conseguirlo?

2Provéete de los mejores recursos. Haz inventario: ¿qué recursos tengo o voy a necesitar? Pueden ser libros, formación, estados internos, capacidades, personas, dinero, cosas, etc. Con los recursos adecuados hasta lo que parecía imposible se vuelve sencillo y fácil.

3Permítete sentir las emociones de lo que quieres en tu vida. Imagina que ya lo tienes. Evita los juicios de tu mente consciente. ¿Cómo te sentirías si ya tuvieses eso que quieres? La mente subconsciente queda más impactada por las emociones. Crea un collage con recortes de revistas y ponlo en un lugar visible, preferentemente al dormir y al despertar.

4Se proactivo. Al asumir la responsabilidad de tu conducta tu reacción a los estímulos del entorno es más favorable. Nada ni nadie te impedirá lograr tu éxito. ¿Qué problemas se pueden presentar y cómo los resolveré? Exprime todas las posibilidades.

5Se consciente. Al focalizar la atención al momento presente evitamos que la mente genere pensamientos automáticos. Algo tan simple como prestar atención a la respiración nos trae rápidamente al aquí y ahora.

6Delimita el tiempo. Fija un plazo para la consecución de tu objetivo o cambio deseado.

7Sé paciente contigo mismo.

Nunca cortes un árbol en invierno. Nunca tomes una decisión negativa en un momento difícil. Nunca tomes tus decisiones más importantes cuando estás en tu peor estado de ánimo. Espera. Se paciente. La tormenta pasará. La primavera vendrá”. R. Schuller

 

María Martinez Alcázar

Coach, terapeuta & trainer PNL