El poder de la atención y consciencia despierta PNL para silenciar el diálogo interno

 

dialogo

La consciencia es la facultad de darnos cuenta de lo que está sucediendo dentro y fuera de nosotros. Estar presente es el mayor talento que una persona puede percibir. En el estado de atención plena nuestras facultades y capacidades mentales se potencian conectándonos con lo que está más allá de uno mismo y su individualidad. Mantener este estado facilita la conexión de la mente consciente y subconsciente. La mente subconsciente se activa dotándonos de sus facultades. Estados como motivación, creatividad e ilusión se hacen de fácil acceso.

Cuando la atención se encuentra centrada en el presente la consciencia se amplia y nos sentimos más vitales y energéticos.

Muchas personas tienen verdadera dificultad en prestar atención o concentrarse incluso en las actividades más simples, triviales y cotidianas. Constantemente mantienen un discurso mental, evocando el pasado, proyectando el futuro o temiéndolo. Este diálogo interno es la conversación que se mantiene con uno mismo. Es un tipo de pensamiento circular, no conduce a ningún fin. Es “darle vueltas al coco”, a veces incluso sin percatarse de ello. Entrando como en una espiral absorbente, pasando de un tema a otro. Este discurso no sólo resulta improductivo sino que; además, produce un desgaste importante de energía.

Ocupa todo tu espacio. Sientes que no te queda tiempo para hacer lo que realmente quieres ni vivir la vida que deseas. Llegas a la noche agotado como si hubieses estado picando piedras todo el día. Rumiamos, masticando una y otra vez preocupaciones, enfados, miedos, ira, etc.; en definitiva, comida basura.

Es como pisar el acelerador con el coche arrancado y no meter la marcha. No nos desplazamos, no vamos a ningún lugar. Revolucionar el coche más de lo necesario y no utilizarlo con un fin desestabiliza sus componentes. Lo mismo sucede con un cuerpo y una mente sometidos al exceso de pensamiento inútil.

El diálogo interno es el principal enemigo de la consciencia. Silenciarlo proporciona gran cantidad de beneficios a nivel de equilibrio mental, emocional y físico. La paz interior por el silencio del discurso mental mejora la salud y bienestar.

Una práctica muy sencilla para el día a día consiste en ubicar nuestro foco de atención en lo que estamos haciendo: Observa con atención tu respiración. Date cuenta de que estás inhalando y exhalando. A continuación, toma consciencia de lo que estás haciendo en este momento y cómo. No importa si estás cocinando, trabajando, paseando, viendo la televisión, etc. Se trata de que tu pensamiento se ocupe íntegramente de ello. Toma consciencia, al tiempo, de lo que estás sintiendo en tu cuerpo.

Dejar de pensar para hacer esto. Hacer esto para dejar de pensar.

Mientras se mantiene el diálogo interno, la mente está fragmentada. Robert Ornstein lo explicaba hablando del pelotón de simples. Llamaba así a cada una de las actitudes que adoptamos a lo largo del día. Cuantas veces te has sorprendido a ti mismo, por ejemplo, una noche, lleno de buenos propósitos, decidiendo lo siguiente: “de mañana no pasa, me levantaré más temprano y correré diez kilómetros antes de ir a trabajar”.

Frases como estas: “hoy mismo inicio la nueva dieta para adelgazar y comer sano”, “voy a ponerme a estudiar para obtener el diplomado” son de lo más habitual. Y, sin embargo, con frecuencia se abandona el empeño al poco tiempo; o, aún antes de iniciarlo.

¿Qué pasó? Te cuento… A veces sucede que al tomar la decisión uno de los simples, tal vez el diligente estaba activo habiendo tomado el control de nuestra mente. Llegado el momento de realizar la actividad propuesta, el simple diligente se quedó dormido, pasando a ocupar su lugar el simple perezoso. El cual haciendo uso de su naturaleza nos susurró dulcemente al oído, “total para qué, con lo bien que se está en la cama ahora, ya comenzaré mañana, no pasa nada por un día más”.

Si el pelotón de simples opera a su antojo nos moveremos como una veleta hacia donde sople el viento. La forma de establecer el orden es que sea el general (la conciencia) quién indique en cada momento cuál de ellos interviene. No debemos menospreciar a ninguno de nuestros simplones. Todos cumplen una función útil. La clave está en reconocer dónde, cuándo y con quién debería actuar. Decisión que le corresponde exclusivamente al general.

Imagina que es tiempo libre, no trabajas. Sería bueno darle acceso al simple ocioso para disfrutar del descanso festivo. Pero, supón que tomase el mando el simple trabajador. Tal vez estarías sentado con tu pareja, hijos o amigos viendo una película en el cine, tomando un café, una copa o paseando mientras tu mente alejada del presente proyecta el trabajo futuro.

Usar el pelotón de simples de forma consciente hará que tengamos un mayor porcentaje de posibilidades de éxito.
Cuando aún estás fragmentado e inseguro, ¿qué importa la índole de tus decisiones?
Hakim Sanai (s. XIII)

La PNL dispone de una técnica para focalizar la atención, de sencilla aplicación pero altísima eficacia por los resultados que se pueden obtener. ¡Recuerda! cuanto más la uses más se refuerza.

PAUTAS: Su realización completa no te llevará más de media hora.
1. Encuentra un lugar, ya sea dentro de casa o en el exterior, donde puedas sentarte o pasear un rato, disfrutando del ambiente que te rodea. Tómate unos minutos para conectar con tu respiración. Sólo obsérvala. Date cuenta de que estás inhalando y exhalando y cómo lo haces.
2. Haz lo siguiente:
a. Durante 5 minutos presta toda tu atención a VER, IMAGINA QUE ERES SÓLO OJOS. Sin pensar en nada, sólo MIRA. Utiliza la vista tanto panorámica como detallada y observa los objetos, colores, movimientos, formas, tamaños, sombras, luces, contrastes, diferentes tonalidades de un mismo color, reflejos, etc. Cuando te des cuenta, transcurridos esos 5 minutos aproximadamente, de que eres capaz de VER hasta el más mínimo detalle, presiona el lóbulo de tu oreja izquierda. Mantén la presión durante unos segundos, no sueltes de inmediato. A continuación suelta.
b. Ahora vas a focalizar toda tu atención a tu capacidad sensorial para SENTIR. Toca los objetos, cosas, a ti mismo y percibe: Temperatura, texturas, formas, percibe en tu piel el contacto de la ropa que llevas puesta, el suelo que pisas, etc. Durante 5 minutos. Presiona el lóbulo de tu oreja manteniéndolo y suelta.
c. 5 minutos ahora para OIR: Voces, volúmenes, tonos, distancia, ruidos, la propia respiración, percibe cualquier sonido que te llegue. Vuelve a presionar el lóbulo de la oreja y mantenlo unos instantes, suéltalo.
d. Otros 5 minutos para OLER: El aire, a ti mismo, toma cosas como perfumes, alimentos o algo que desprenda olores distintos para estimular el sentido olfativo. Presiona nuevamente el lóbulo de tu oreja manteniéndolo unos segundos antes de soltar.
e. 5 minutos para SABOREAR: Utiliza alimentos, frutas, bebidas, especias, caramelos, bombones, etc. Presiona el lóbulo de tu oreja, mantienes y sueltas.
f. Por último, durante 3 minutos más sintoniza todos tus sentidos simultáneamente. Presta atención a VER, OIR, SENTIR, OLER, SABOREAR al mismo tiempo, de forma que tu atención esté completamente enfocada hacia fuera. Cuando lo consigas, aprieta de nuevo el lóbulo de tu oreja, como antes, mantienes y sueltas.
Cada vez que vuelvas a presionar el lóbulo de la oreja recuperarás el estado. Deja pasar unos minutos y comprueba la eficacia. Si no funcionara, puedes volverlo a repetir.

El discurso mental nos mantiene ensimismados. Silenciarlo facilita:

• Mejora de la salud y bienestar. Recuperando el equilibrio cuerpo-mente-espíritu
• Atención plena al aquí y ahora. Enterarnos de lo que está sucediendo a nuestro alrededor y dentro de uno mismo.
• Mayor capacidad de concentración.
• La realización personal como efecto de mantener el estado de concentración ya que aumentará de forma exponencial la capacidad para crear una vida propia con presencia, paz, calma, espontaneidad, confianza y seguridad.

María M. Alcázar
Directora de Organización IEPNL
www.pnlspain.com

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>